NOTICIAS

COMPRAR “BUENO, BONITO Y BARATO” EN SEGUNDAS REBAJAS

vb5qtt8x4na-artificial-photography-(1)

Comprar “bueno, bonito y barato” en segundas rebajas se puede. No obstante, las compras innecesarias en estos casos son habituales. Los precios bajos hacen que, “chollo” tras “chollo”, nos gastemos más de lo necesario. Ahí van unos trucos para que “no se te vaya de las manos”.

  1. Toma nota antes de salir; “¿Qué necesito?” Piensa qué es lo que vas buscando para centrarte en encontrarlo. Estas compras deberían ir acompañadas de un vistazo previo al armario. Mientras vas revisando lo que ya tienes, apunta qué es lo que necesitas comprar. No es necesario que la cumplas a raja tabla pero te será de ayuda. Un consejo, divide la lista en lo imprescindible y en los caprichos que quieras darte. También puedes ir un par de días antes para “fichar” lo que quieres, así el día que vengas, así podrás ir directo a por ello.
  1. Prueba y combina. Este puede que sea el mejor truco para evitar compras innecesarias. “¿Con qué me lo puedo poner de lo que ya tengo?” No sirve que solo puedas hacer un conjunto, tienes que poder combinarlo con varias prendas de tu armario.
  1. ¡Que vivan los básicos! Lo bueno de estas prendas es que vuelven temporada tras temporada. Claro está que tener alguna que otra “joyita” en tu armario para ocasiones especiales nunca está de más… Pero si buscas conjuntos para todos los días y que no pasen de moda, los básicos son lo tuyo. Los colores neutros y los cortes clásicos son una apuesta segura para tu día a día.
  1. ¿Tendencias? ¡Sí!, pero con cuidado. Hay prendas de temporada que son preciosas pero que seguramente solo puedas ponértelas este año, porque el próximo ya no se llevarán. Cómpralas si sabes que aunque sea tendencia, las vayas a poder aprovechar. No obstante, es el momento para hacerte con ellas. Esos zapatos, ese bolso tan espectacular… Podrás usarlos para esas ocasiones en las que tienes un evento especial y no sabes qué ponerte.
  1. Escoge siempre tu talla. Aunque te encante, si no hay tu talla no va a ser buena compra, aunque estés pensando en perder peso, ganarlo o creas que tenga solución con unas cuantas plantillas
  1. En el caso de que lleves mucho rato en el probador con la misma prenda, es porque está hecha para ti. Ten claro que si tienes dudas y no te lo llevas, puede que vuelvas y ya haya desaparecido. Por eso, si te convence pero aún tienes alguna que otra duda, llévatelo a casa. Te lo pruebas tranquilamente, combinándolo con lo que ya tienes, y si al final ves que no está hecho para ti, devuélvelo.
  1. Los días que vayas a venir a las segundas rebajas, mejor saca dinero y deja la tarjeta en casa. Así tu presupuesto será limitado y no podrás llevarte nada innecesario, por mucho que quieras.
  1. Ten en cuenta el plazo de devolución. Si has comprado algo que cumple con todos los requisitos; que lo necesitas, es tu talla y lo vas a poder combinar, pero necesitas verlo en casa, guarda el ticket. Puedes apuntarlo en tu calendario o ponerte una alarma. No obstante, lo mejor que puedes hacer es probártelo el mismo día y si no te convence ir al día siguiente a devolverlo.
  1. Vuelve otra vez para ver si está esa prenda que andabas buscando. Puede que alguien la haya devuelto y esté disponible para ti. Y si no la encuentras, consúltaselo a los dependientes, ellos te ayudarán. Otro truco es mirar en probadores. Quizás alguien se la haya probado y aún esté sin colocar.