NOTICIAS

ELIGIENDO CALIDAD

2rgpdrsrf0q-freestocks-org

Las buenas compras se hacen eligiendo calidad. Por eso, cuando vengas de compras no te fijes solo en que el precio sea asequible. Porque, por mucho que te guste, si no “es bueno” acabará doliéndole a tu bolsillo.

Estos son los trucos que te proponemos para que elijas prendas de calidad y hagas una buena inversión en tu armario.

  1. Opta por tejidos que a tu tacto te resulten suaves y confortables. Si aun así no logras “pillarle el punto”, mira en la etiqueta la composición del tejido. En este caso, busca prendas hechas con fibras puras de origen animal o vegetal como 100% algodón, lana, seda, lino, cashmere… Las prendas hechas con fibras sintéticas como el poliéster, acrílico, rayón… puede que no sean de la mejor calidad. No obstante, algunas pueden dar muy buen resultado. Es importante que te fijes si el tejido se arruga demasiado. Coge la tela y arrúgala. Si al soltarla quedan muchas arrugas, es mejor que descartes esa prenda. Respecto al cuero, es una tarea “nivel experto” saber detectar si es de calidad. En caso de tener que elegir un tejido como este, opta por cuero de oveja, cabrito o gamuza. Las detectarás porque se trata de tejidos ligeros y delicados.
  2. Fíjate en los detalles y en las terminaciones. Mira los hilos de las costuras y las uniones de la prendas. Deben estar cuidadas. Respecto a las cremalleras, cuando una prenda es de calidad los cierres funcionan a la perfección y están rematadas con hilos oscuros o del mismo color. Comprueba los cierres de los pantalones y los botones. Mira que los ojales sean del mismo tamaño que el botón o que la cremallera de la bragueta suba y no se suelte sola. Observa que los ojales coincidan con ellos y sean del mismo tamaño. También tienes que fijarte en los forros. Si los tiene significa que la prenda es firme. No obstante, mira que este tenga el mismo tamaño que la prensa en sí.  En cuanto a los estampados, asegúrate de que el patrón coincida en las costuras.
  3. Observar la prenda a contraluz es indispensable. Si es demasiado transparente puede que su calidad sea dudosa. Ten en cuenta cuán elástico es el tejido. Estírala y suéltala. Si vuelve a su forma original es una buena prenda. Es importante que lo hagas si vas a comprar unos leggins o unas mallas. De esta manera verás si al usarlas se trasparentarán.
  4. Respecto al color, comprueba su resistencia. Pasa un pañuelo por la prenda para ver si destiñe. Si es así, el color se irá enseguida.
  5. Si vas en busca de calzado, elige cuero. Si no sabes distinguirlo del sintético, guíate por tu olfato. Ten en cuenta que si se trata de tejido sintético, es posible que te haga rozaduras y te sudarán los pies. En cuanto a los zapatos de tacón, verifica las líneas antideslizantes de las suelas. Evitarás más de un disgusto.
  6. Por último y quizás uno de los consejos más útiles que podemos darte, es que te lo pruebes entes de llevártelo. Ve con tiempo, entra al probador y mira qué tal te queda. Así verás si es tu talla, si te encaja y te favorece.