NOTICIAS

HELADOS CASEROS PARA TOMAR EN VERANO

helados caseros

Los helados caseros son una opción refrescante que te ayudará a combatir los calores del verano. En Itaroa te proponemos que vengas a vernos, se está muy fresquito. No obstante, si no puedes venir los días de calor y te has levantado cocinillas, te proponemos un plan que te encantará tanto a ti como a tu familia.

Hoy vas a preparar helado casero. ¿Difícil? ¡Para nada! Solo tienes que seguir los pasos y verás que rico. En Itaroa hemos escogido cuatro elaboraciones diferentes para que te quedes con la que más te guste ¡o prepares todas! Recuerda que puedes encontrar todos los ingredientes en Hipercor. Incluso, si eres goloso, te recomendamos que te pases por Kikos, en la segunda planta, y añadas los dulces que más te gusten a tu helado o a modo de decoración.

 

HELADO DE FRUTAS

Ingredientes: Frutas variadas.

Elaboración:

No puede ser más sencilla. Lava y pela las frutas que hayas escogido. Córtalas y tritúralas en la batidora hasta que quede un puré homogéneo. Incluso puedes añadir trocitos más grandes para darle textura. Si quieres, puedes endulzarlo añadiéndole azúcar glas y darle una textura más cremosa mezclándole nata.

El mejor método para prepararlo es, una vez preparada la mezcla, dejarlo enfriar durante 45 minutos. Cuando se haya creado una película semicongelada, pasa la mezcla a  un cuenco y bate muy bien la mezcla. A continuación, vuelve a meter la mezcla al congelador hasta que haya cuajado. ¡Listo!

 

HELADO DE OREO

Ingredientes para 4 personas: 2 yemas de huevo, 200 ml de nata, 90 g de leche condensada, 50 ml de leche entera, 1 cucharadita de esencia de vainilla o semillas de vainilla, 100 g de galletas Oreo.

Elaboración:

Vierte en el vaso de la batidora las yemas, la nata, la leche condensada, leche entera, vainilla y la mitad de las Oreo. Recuerda que todos estos ingredientes los tienes en Hipercor. En el caso de que no cuentes con heladera, aparta la nata que montarás más tarde para agregarla al final.

El siguiente paso es triturar todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea y fina. En el caso de que tengas heladera, enfría la mezcla durante unas horas antes de hacer el helado. Pasa la mezcla a un recipiente y cúbrela con papel de horno. Déjalo en el congelador un par de horas antes de consumirlo. Si por el contrario vas a prepararlo a mano, monta la nata aparte y añádela con cuidado a la mezcla que habías batido. Vuelve a congelar y a batir cada cierto tiempo para que no se formen cristales.

A continuación añade la otra mitad de tus galletas trituradas en el momento que veamos que el helado esté semihecho. Vuélvelo a congelar hasta que veas que tu helado está listo. Puedes reservar algunas galletas para decorar o añadir los toppings que más te gusten.

 

HELADO DE PLÁTANO Y CHOCOLATE

Ingredientes para 4 personas: 2 plátanos pequeños maduros, 75 g de azúcar, 15 g de miel de flores, 1/2 cucharadita de esencia de vainilla, 200 ml de nata, 1 pizca de sal, zumo de 1/2 naranja, chocolate troceado al gusto. Todos estos ingredientes también los tienes en Hipercor.

Elaboración:

Tritura los plátanos troceados,  el azúcar, la miel, la esencia de vainilla, la nata, la pizca de sal y el zumo de naranja hasta obtener un puré.

Si tienes heladora, mete la mezcla en ella y cuando esté lista agrega los trocitos de chocolate. Pásala a un recipiente, cúbrela con papel de horno y deja que se termine de congelar en el congelador.

En el caso de que no la tengas, tendrás que remover la mezcla cada cierto tiempo mientras se congela poco a poco en el congelador. Hazlo durante las primeras horas de congelación.

 

PIRULETAS DE FRUTA HELADAS CUBIERTAS DE CHOCOLATE

Ingredientes: Cualquier variedad de fruta y chocolate de cobertura para fundir. Necesitarás también palitos de madera, papel vegetal.

Elaboración:

Pela y lava bien la fruta. Córtala en la forma que más te guste (teniendo en cuenta que tendrás que clavarle un palito de madera). Introducimos el palito. Mételas al congelador. A continuación derretimos el chocolate, ya sea en el microondas o al baño maría, removiendo continuamente.

Una vez que tengas estos dos pasos preparados, sumerge la fruta con el palito en el chocolate y déjala enfriar en el congelador sobre papel vegetal hasta que el chocolate se endurezca.

Cuando estés cubriendo las frutas con el chocolate, puedes añadir los toppings que más te gusten. Se quedarán pegados y quedará delicioso. Todo sirve: desde galletas, chocolates, caramelo…

 

¡Un truco! Saca el helado unos minutos antes de servirlo para que puedas colocarlo en los recipientes con facilidad. Así que ya sabéis, este verano no hay excusa para disfrutar de un rico helado.