NOTICIAS

IR DE COMPRAS CON NIÑOS ES POSIBLE

MADRENIÑO2

Ir de compras con niños es posible. Se acabaron los llantos, los “estoy cansado” y los “vámonos ya”. Con estos consejos verás cómo tus compras serán más productivas y divertidas para todos.

  1. Plantea un itinerario de compras. Este punto es indispensable cuando tienes niños,  más aún si tienes que hacer unos cuantos recados. Si además, puedes hacer una lista con las cosas que necesitas, mejor que mejor. Te aconsejamos que empieces por los recados más pesados, para que esté con las pilas cargadas y de buen humor. Que vaya descansado también facilitará la labor; escoge ir por la mañana o después de la siesta y siempre con el estómago lleno.
  2. Tener en cuenta el día y la hora a la que vienes también te servirá de ayuda. Evita las horas punta y los días en los que la afluencia de público es mayor. Por ejemplo, ven a primera hora un sábado o al mediodía entre semana. Matarás dos pájaros de un tiro porque será más fácil controlar a tu pequeño y podrás comprar más tranquilamente. Si ves que hay mucha gente, indícale que busque a un guardia de seguridad o a alguno de los trabajadores del centro, en caso de que se pierda.
  3. Entretenlo con algo que le encante. Por ejemplo, lleva su juguete preferido o algún tentempié. Así, podrás estar pendiente de las compras en vez de a sus lamentos. Si tu niño aún es pequeño, no olvides un bolso con todo lo indispensable como pañales, toallitas, ropa de recambio… para evitar apuros incómodos.
  4. Haz pausas para descansar. Así, ambos podréis recargar energías y seguir con vuestras tareas. Durante la pausa podéis tomar algo, incluso puedes informarte de antemano de las actividades y talleres que ofrecemos. Apuntaos y disfrutad de un rato juntos, a la vez que cambiáis totalmente de actividad. Seguro que la próxima vez que vayáis de compras accede encantado.
  5. Elegir ropa adecuada para todos es un punto importante y más si está empezando a ir al baño solitos. Los pantalones elásticos y las prendas de abrigo fáciles de quitar son la mejor opción. Facilitarán los cambios de pañales y las visitas rápidas al servicio. Si sabes de antemano que va a haber mucha gente, ese día opta por vestirlo con ropa llamativa. Así si os despistáis, podrás localizarlo mejor.
  6. Hazlo partícipe de tus recados, pídele que te ayude y elogia su buen comportamiento. Si estás comprando para él, puedes elegir entre varios conjuntos y darle a escoger el que más le guste, sentirá que está colaborando. Además, puedes llevar chuches que os gusten a los dos o premiar lo bien que se ha portado con algún detalle.